Los ejercicios de pilates se llevan a cabo de diferentes maneras. Entre ellas, el uso del aro destaca por el hecho de ser una herramienta bastante útil, en especial a la hora de fortalecer los músculos de la parte superior del cuerpo.

A este instrumento se le conoce como aro de Pilates y resulta bastante efectivo para hacer rutinas enfocadas en el fortalecimiento de las extremidades. Lo mejor de todo es que puede emplearse en casa y ayudan a mejorar algunas posturas y ejercicios.

aro de pilates

Ejercicios con aro de pilates  

Los aros para hacer pilates sirven como un mecanismo muy efectivo para aumentar la complejidad de los movimientos y reforzar la postura corporal. Tanto los principiantes como los alumnos de nivel avanzado pueden hacer uso de ellos, en vista de que no son difíciles de utilizar.

Entre los ejercicios más comunes y sencillos que pueden realizarse con el aro de pilates, estos tres resultan muy efectivos:

  1. Parte superior del cuerpo

Para este ejercicio basta con sentarse en el  suelo y cruzar las piernas. Luego se agarra el aro con las dos manos y se lleva a la espalda, la cual debe estar recta, endureciendo el abdomen y colocando hacia atrás los hombros.

Una vez en esa posición, se hace fuerza con los brazos hacia adentro para apretar el aro durante unos diez segundos. Al culminar, se aplica fuerza hacia afuera del aro como si se quisiera separar la herramienta, otros 10 segundos.

Posteriormente se aplica fuerza hacia afuera, intentando separar el aro durante 10 segundos de nuevo. Luego es necesario relajar los músculos y repetir la acción unas cuatro veces más.

  1. Fortalecer brazos, piernas y tronco

Este ejercicio es muy completo y consiste en acostarse sobre la esterilla boca abajo, sujetar el aro con las dos manos y estirar ambos brazos cuanto se pueda sin que entren en contacto con el suelo.

Luego se coloca el aro en las piernas y se sujeta con los pies, haciendo fuerza como si se deseara separar el aro. En este caso solo el abdomen debe estar en contacto con el suelo. Esa postura se mantiene durante unos 20 segundos aproximadamente.

Finalmente, es necesario relajar los músculos y se repite el movimiento durante cuatro veces más.

  1. Fortificar los brazos y abdomen

Este es un movimiento que puede realizarse sentado en el suelo con las piernas cruzadas o de pie, según la comodidad de la persona que lo practica.

Se hace agarrando los lados del aro con las dos manos, llevando los hombros hacia atrás, contrayendo los músculos del abdomen y manteniendo recta la espalda. Luego se aprietan hacia adentro los extremos del aro, como si quisieran juntarse.

Esta posición debe conservarse por un lapso de 20 segundos aproximadamente. Al culminar, se vuelve a la posición inicial y se repite el movimiento unas cuatro veces más.

Todos estos ejercicios son muy fáciles de practicar. Siempre que se mantenga la posición adecuada los resultados serán muy efectivos.

Os adjuntamos un vídeo, para aquellos que están empezando con el entrenamiento con aro de Pilates.

Espero que sea de vuestro agrado.