Pilates en Suelo

¿Problemas de espalda? ¿Pilates sobre el suelo?

Una de las formas de hacer ejercicio en la actualidad es el Pilates. Esta disciplina, que surgió hace unas décadas consiste en mantener posiciones o hacer movimientos repetitivos para ir entrenando paso a paso los músculos de nuestro cuerpo. Podría parecer algo fácil a primera vista, pero lo cierto es que nos dará un dominio sobre nuestro cuerpo que muy pocas disciplinas logran.

El método Pilates está centrado en ejercitar la flexibilidad y fortalecer casi todos los músculos de nuestro cuerpo, haciendo especial énfasis en la zona del core, la columna vertebral y los abdominales. Se puede hacer a través de cientos de posiciones, pero el día de hoy te recomendaremos las mejores posturas de Pilates en el suelo, para enderezar tu espalda y mantener una buena postura.

Pilates suelo. Pilates suelo-espalda

Hacer Pilates en el suelo, sin una colchoneta demasiado gruesa es positivo!

A veces pensamos que por hacer pilates en el suelo, tendremos lesiones o la pasaremos mal, pero no es cierto. El suelo también es un elemento que nos ayuda a mantener la espalda recta, nos da energía (si estamos en un suelo natural) y nos regula la temperatura del cuerpo. Los expertos recomiendan hacer ejercicios de este estilo por lo menos dos veces a la semana, para mantener la columna saludable y tratar las afecciones del cuello.

Las 5 posiciones de pilates en el suelo que ayudarán a tu espalda

Flexión Dorsal

En este caso vas a tumbarte boca arriba, con tus manos entrelazadas por detrás de tu cabeza. Coloca los pies y las piernas juntos y sube las rodillas. En esta posición, vas a exhalar levantando la cabeza y el pecho hacia las piernas. Realiza unas 4 series, entre 8 y 10 repeticiones cada una. Este ejercicio no solamente ayudará a mantener firme tu columna vertebral, sino a mantener fuertes los músculos abdominales.

Puente de hombros

En este caso vas a tumbarte boca arriba con los pies un poco separados. Las manos estarán a lo lardo del cuerpo. Vas a tomar aire en esta posición y a continuación vas a exhalar despegando la pelvis y los glúteos del suelo, hasta hacer un semi puente despegando la columna. Baja lentamente y repite unas 8 veces. Puedes hacer cuatro series. Lo importante es que no sea un movimiento forzado, sino ir con equilibrio y buena respiración.

Giro de columna

En este caso te colocarás sentado con las piernas estiradas y la columna erguida pero relajada. Las piernas deben estar un poco separadas a la altura de los hombros y los brazos van a formar una “X” en tu pecho. A continuación vas a rotar hacia un lado y hacia el otro con lentitud, sin mover la cadera. Al inspirar rotas y al exhalar regresas al centro. Puedes realizar 4 series de 5 repeticiones cada una.

El Cisne

Esta es una de las posiciones de pilates en el suelo que ayudarán a extender y relajar los discos de la columna vertebral. Simplemente colócate boca abajo con las manos al frente colocadas una encima de la otra. Pon tus pies y piernas separadas a la altura de tus caderas. A continuación vas a inspirar y levantarás el pecho y la cabeza. Cuando exhales volverás a la posición inicial. Recuerda que no debes utilizar los brazos para ayudarte a subir. Puedes hacer 4 series de 8 repeticiones.

La Sirena

En este caso te vas a sentar con las piernas cruzadas, como la clásica posición del indio. La espalda estará erguida y neutra. Los brazos estarán a lo lardo del cuerpo y apoyando las manos a ambos lados. A continuación toma aire y levanta el brazo derecho hacia arriba, paralelo a tu oreja derecha. Lleva el cuerpo hacia la izquierda y flexiónalo sin forzarlo. Harás el mismo movimiento del lado contrario con el brazo izquierdo. Como siempre, al tomar aire volverás al centro.