Pilates con Máquinas

El Pilates con Máquinas representa un mecanismo adecuado para tonificar el cuerpo, mejorar su flexibilidad y resistencia. Incluso es ideal para llevar a cabo procesos de rehabilitación luego de una lesión ósea o muscular.

Una de las mejores maneras de aplicar el método pilates es usar máquinas que ayudan a incrementar la dificultad de cada movimiento al mismo tiempo que se realiza un ejercicio más controlado, ya que la máquina tiene su recorrido. Están diseñadas especialmente para este tipo de ejercicios, por lo que su uso es bastante efectivo.

Pilates con Máquinas

Ejercicios de Pilates con Máquinas

Los aparatos con los que se puede hacer ejercicios pilates son:

Pilates Reformer

Este es el aparato más completo que existe para que los principiantes y los más avanzados puedan hacer pilates. Tanto así que existe toda una rama de ejercicios para ejecutar en él. Viene equipado con una serie de poleas, muelles, agarres, entre otros elementos que facilitan la ejecución de varios movimientos.

Es decir, con este aparato se llevan a cabo tantos ejercicios como sea posible. Debe ser usado bajo la supervisión de un experto en entrenamiento corporal para garantizar que se trabajan los músculos de la manera correcta.

Cadillac o trapecio

Es una máquina que tiene un elemento parecido a una cama metálica. De la parte  superior de ella cuelgan otros elementos como las barras móviles y las poleas que facilitan la ejecución de muchos ejercicios.

Es ideal para tonificar el abdomen, las piernas, el pecho y las caderas. Además, este aparato resulta muy efectivo para alinear la espalda de forma correcta.

Barriles

Es una estructura que se caracteriza por tener la forma de medio cilindro, en el que se arquea el cuerpo de una manera específica para ejercitar la columna y estirar los músculos. También resulta bastante efectiva para mejorar la postura del cuerpo, por lo que ayuda a mantener el equilibrio.

Sillas

Es un banco que se utiliza para ayudar a los músculos a equilibrarse de forma adecuada. Es un aparato ideal para todas las personas que pasan mucho tiempo de pie o sentadas por su actividad diaria. Incluso es un elemento que también es apto para personas con buenas condiciones físicas.

¿Cómo se usan las máquinas de Pilates?

Los aparatos diseñados para hacer los ejercicios de Pilates son muy versátiles. Tanto así que para el Reformer existe toda una gama de movimientos que pueden realizarse en un programa de entrenamiento, tanto a escala tradicional como terapéutica.

El mecanismo en el que se basan estas máquinas es retar todo el sistema óseo y muscular del cuerpo humano, a través de la ejecución de movimientos sencillos que permiten identificar todo el potencial que poseen los músculos. Permiten trabajarlos de manera consciente para mejorar y desarrollar el equilibrio entre mente y cuerpo.

Esto se logra al hacer cada ejercicio con un esfuerzo controlado y con un rango de movilidad bastante amplio. De esa forma se trabaja el cuerpo sin someterlo a una tensión excesiva.

Por tanto, la persona que desea entrar en el mundo de la práctica de Pilates con máquinas debe acudir a un centro de entrenamiento en el que cuente con la asesoría de un experto en la materia para poder sacar el máximo provecho a cada aparato.